lunes, 26 de agosto de 2013

Canada Multicultural

“Quien no conoce a Canadá que la compre”. Canadá es una nación ancha de norte a sur y extensa de oriente a occidente. El país está dividido en 10 provincias y 3 territorios nacionales. Cada vivienda está dotada de luz, agua, alcantarillado, teléfono, celular, cable, televisión digital, gas, internet, agua caliente y algunas con cámaras de seguridad. El  agua potable llega a todos los barrios y en cada lugar incluyendo los parques. Es normal ver parques y zonas verdes arborizadas en todos partes. Las ciudades tienen excelentes pulmones con árboles de diferentes especies y colores. Las flores aparecen como por arte de magia en cualquier paraje. Las casas son adornadas con plantas ornamentales que nacen sin tanta atención. Canadá goza de las 4 estaciones (invierno, primavera, verano y otoño). El invierno es frio, las aguas se congelan y la nieve cae sin pedir permiso al huésped. Las casas tienen calefacción para la época de invierno y aire acondicionado para el verano (algunas pocas no usan el aire acondicionado).


El transporte público es eficiente y el intermunicipal muy competitivo. En Canadá convergen todas las culturas del mundo y viven grupos humanos de más de 200 países. Se afirma con seguridad que en Toronto, (capital de la Provincia de Ontario), conviven personas de 186 naciones del planeta tierra. Se le da el nombre a esta urbe como “Ciudad Multicultural”. En Canadá todos los grupos humanos se unen a través de los idiomas ingles y/o francés, y la legislación canadiense. Por consiguiente que están presentes todas las lenguas humanas en la comunicación y es fácil escuchar en un día hasta 20 diferentes lenguajes sin tropezar con insólitos sucesos en el diario vivir de la palabra cuando se camina entre las multitudes organizadas. Es una nación pacifica. Cada grupo humano respeta las costumbres de los otros grupos. La diversidad es aceptada y variada. Cada individuo puede lucir el traje o vestirse como su voluntad y querer se lo exija. La homosexualidad al igual que la heterosexualidad son aceptadas en iguales proporciones. Los diferentes deben respetar a los distintos sin caer en fanatismos o exhibicionismos.


Aunque la ley legisló a favor del matrimonio del mismo sexo no así aumentó el número de parejas homosexuales que contrajeron unión ante la ley. Más bien fue un número reducido entre los 31 millones que conforman la población canadiense. No quiere decir que no hayan homosexuales y existen con libertad aunque aun las miradas en juicio y los prejuicios siguen latentes como en cualquier lugar de la tierra. Todas las religiones del mundo, culturas y cada folclor están presentes. Canadá no es un país de blancos. Canadá no es país de negros. Canadá no es un país de mulatos o mestizos. Canadá es un país de todas las razas y de todas las costumbres. Quien pisa suelo canadiense inmediatamente siente que esa es también su patria.

El 30% de los individuos que inmigran a Canadá llegan para empezar una nueva vida después de abandonar un conflicto bélico en su propia tierra. A muchos de estos inmigrantes les cuesta trabajo adaptarse a la nueva forma de vida y se les recomienda dejar resentimientos, tristezas y pesadumbre al lado de recuerdos tormentosos en el baúl de  los recuerdos y ponerlos bajo candado de oro para no herir el nuevo futuro. Un 30% arriban a Canadá son estudiantes en las diferentes aéreas. Un 10% llegan como obreros a las granjas agrícolas aunque no todos se quedan en Canadá (por lo general regresan a sus naciones de origen). Otro 10% invaden como profesionales o inversionistas. El 15% son turistas que encuentran en Canadá aquellas maravillas naturales que solo Canadá logra tenerlas. El 5% restante arriba por otras razones (matrimonio, trabajo religioso, contrato de trabajo, investigación, especialización), que hacen de Canadá un hermoso país de inmigrantes que mueven la economía como magia y encanto. Quien llega a Canadá es tratado como si hubiera nacido en la región de los grandes lagos. Nadie arriba como extraño. La nación ofrece oportunidades aunque el calor humano escasea  por la misma diversidad de su gente.

En cada esquina o a mitad de la cuadra en los sectores comerciales, el visitante encuentra restaurantes de cada uno de los países. La comida y los platos típicos varían. La culinaria es tan variada que aun por diversión usted puede ingerir alimentos en un día hasta de 10 países o más si lo desea. La gente es sencilla y tranquila. Lamentablemente el sistema ha creado un individualismo exagerado y no existe la amistad o fraternidad inter grupal. La gente poco sonríe y es poco amigable. Una gran mayoría parecen maquinas robotizadas. No hay una sonrisa ni para remedio para romper con la tristeza. Hasta las miradas de los jóvenes causan lozanía porque son ásperas. Las maquinas y los mapas en la ciudad, solucionan los problemas de orientación en cada ciudad. Si usted le pregunta a alguien desprevenido por una dirección, la persona le contestara: “Yo no sé”. Es posible que las personas al vivir mucho tiempo dentro de Canadá, olviden fácilmente sus ancestros y costumbres.  La gente aun en los buses guarda distancia de las otras personas. Aunque no hay discriminación paupérrima como en Europa o Estados Unidos, si existe una forma discriminatoria en la convivencia diaria. Las mismas razas y pueblos se buscan para convivir entre los mismos mutuos. Poco se ve que los de una raza hagan amistad y camaradería con los de otras razas (Entre adolescentes existe camaradería entre todas las razas pero al pasar cada uno los 18 años, se nota la diferencia y cada cual busca su raza o estirpe).

La tecnología es muy avanzada. Cada persona usa y tiene Internet, y celular (Canadá tiene el Internet más rápido del mundo). Existe en cada ciudad las famosas “Bibliotecas Públicas”, en donde el uso del Internet es gratuito, el ciudadano y/o residente tienen derecho a usar todos los servicios que allí se ofrecen gratis con excelentes materiales audio visual incluyendo libros y películas. El usuario puede llevar a su casa los materiales hasta por 7 ó 30 días dependiendo la clase de material a llevar. La educación es gratuita hasta secundaria (aunque hay escuelas y colegios privados). Cuando un joven llega a la etapa universitaria sin exigencias más que su voluntad, llena una serie de aplicaciones (formularios), y pasa pequeñas entrevistas e ingresa sin inconvenientes al aula mater. Si el estudiante no tiene dinero para costear sus estudios universitarios, el gobierno a través de entidades descentralizadas le presta el dinero. El estudiante cancela una vez termina su etapa como profesional con intereses mínimos. Los mejores estudiantes y los más sobresalientes reciben todo gratis.

Canadá tiene aproximadamente 5 millones de pobres pero la pobreza es diferente a esa que conocemos en otros países. Un “pobre” canadiense, tiene trabajo, casa y carro. También hay familias y/o personas que no se habitúan al sistema y viven en pobreza extrema porque no aceptan las normas del juego de la ley canadiense. Aun así nadie aguanta hambre. Existe en forma muy organizada “Bancos de Alimentos”, en donde la familia o persona pobre recibe alimentos necesarios para su canasta familiar sin costo alguno. Cada familia o persona puede recoger alimentos cada mes en 6 ó 7 partes diferentes que llevan un control determinado. El servicio médico es gratuito para todo el mundo. Cada ciudadano y/o residente, tiene una “Tarjeta Medica”. Con sólo presentarla obtiene cita médica y la respectiva medicina. Los más pobres reciben la medicina gratuita o pagan una cosa mínima de acuerdo a tarifas reducidas existentes dentro de una tabla. La tarjeta medica le permite al usuario ingresar a clínicas u hospitales privados o gubernamentales sin contra tiempo. Existe en cada ciudad una especie de “Centros Médicos”, distribuidos muy cerca a cada sector para los casos de emergencia. El servicio de ambulancias es muy efectivo y es gratuito para las personas que ganan menos del mínimo o que no alcanzan a generar los 30 mil dólares al año. Quien paga el servicio de ambulancia en caso de necesidad y que gana más de 30 mil dólares al año, esta su presupuesto balanceado de acuerdo a los planes que el sistema de salud ofrece.

Los ciudadanos se quejan del alto costo en las comidas de restaurantes y hoteles. El impuesto que paga cada ciudadano es muy alto. Nadie escapa del sistema tributario. Cada año el individuo debe cancelar los impuestos. Los ciudadanos y las familias más pobres reciben dinero del fisco sin pagar el impuesto del año con retro alimento. El gobierno tiene un plan y una forma equilibrada para devolver impuestos a los más pobres. Existe en el mercado toda clase de marcas y modelos de carros y vehículos. No se requiere de ningún tipo de burocracia para comprar el vehículo que desee y menos los articulos para el consumismo. Todo se compra sin alharacas u obstáculos. Las personas tienen el mal hábito del consumismo exagerado adquiriendo objetos que a veces no requiere. Cada año lanzan a la calle objetos y ensures usados para comprar nuevos.

Es fácil ver en las calles televisores, computadores, neveras, estufas, camas y muebles de todo tipo que el desprevenido puede tomar sin solicitar permiso. El gobierno tiene carros especiales y programas para recoger cada mueble o electrodoméstico que los ciudadanos lanzan a la calle. La gente canadiense desperdicia mucha comida. Los sobrantes son tirados a canecas especializadas que pasan a ser comida de nadie y van a grandes huecos preparados para procesarlas. La distribución de la basura funciona con una disciplina absoluta. Canadá ha logrado organizar los sobrantes junto a la basura en canecas de diferentes colores para que el ciudadano distribuya cada desperdicio en canecas distintas. La policía es efectiva y llegan a rápido en caso de emergencia. Algunos representantes policivos han abusado de la autoridad y se han convertido en sicarios de los ciudadanos. En Toronto y en otras ciudades hay demandas contra el abuso de autoridad de los representantes de la policía por sumas monstruosas por asesinato y muerte. La gente fuma demasiado y algunos huelen a nicotina. Tambien se consume marihuana y cocaina (aunque esta ultima prohibida no se escucha que persigan a los narcotraficantes y/o distribuidores). Se requieren de formas educativas para reducer el consume pero los gobernantes "se hacen los de las gafas gordas".

Se cree que al igual que Estados Unidos, el gobierno canadiense expía las conversaciones de los ciudadanos en sus celulares y computadoras. Todo está controlado bajo el sistema del computador, celular e Internet. Cada ciudadano es un número y una ficha. El servicio social y medico, lleva un registro de cada actividad y suceso del ciudadano. Al recibir la ciudadanía, el canadiense jura obediencia a la Reina de Inglaterra y/a sus sucesores (esta ley se piensa abolir y está abierto el debate). El pasaporte canadiense es aceptado en todos los países del mundo. No se requiere visa para ingresar a otro país ni siquiera a Estados Unidos. Un canadiense puede ingresar a Inglaterra o Australia (hay otros países), y trabajar sin solicitar permiso de ninguna índole al gobierno. Allí se puede quedar el tiempo que desee. Los ingleses ingresan a Canadá como “Pedro por su casa” no así los franceses. Se dice que los franceses no quieren a los canadienses. Que si un canadiense visita a Francia es tratado con discriminación. Por la crisis económica de Europa, los ciudadanos europeos que visitan a Canadá son investigados para que al ingresar no se queden a no ser que sean inversionistas con altas sumas de dinero que hace gala al visitante.

Canadá constituye el segundo país más grande del mundo sólo superado por Rusia. Su extensa geografía recorre desde el Océano Atlántico hasta el Océano Pacifico. Su lema es: “A mari usque ad mare” (De mar a mar). Algunos científicos sostienen que la longevidad de la gente y la poca mortalidad de sus habitantes se deben a compartir vida cerca al Polo Norte y vibrar dentro del Polo magnético de la tierra. La región de los grandes lagos y el Rio San Lorenzo, hacen de Canadá un recurso importante de agua dulce que lo coloca como una de las reservas de agua dulce del mundo. Estados Unidos y Canada son como dos países hermanos que se ayudan mutuamente. El uno depende del otro. Uno respira mientras el otro pone sus pulmones sin embargo hay diferencias garrafales entre sus habitantes. Hay aun ciertos resentimientos que perduran dentro de la historia. Recordemos que Estados Unidos quiso apoderarse de Canadá en el pasado. Valientes canadienses conformados por aborígenes verdaderos y negritudes que habían escapado del yugo estadounidense como esclavos, se enfrentaron a los “gringos” y los hicieron regresar a su territorio no sin antes sentar un precedente heroico de fuerza y valor, que los hizo inmunes ante la arbitrariedad de otro imperio. Si Carlos V, hubiera nacido en Canadá, seguramente hubiera lanzado con más fuerza la frase que lo hizo célebre: “Sobre mis dominios jamás se opondrá el sol”.

Canada tiene recursos naturales propios como petróleo, alquitrán, carbón, gas natural, minería (hierro, níquel, zinc, cobre, oro, plomo, molibdeno y uranio), pesca, agricultura (lino, avena, trigo, maíz, cebada, papas, remolacha, centeno, frutas, verduras), ganado bovino, ovejas, y cerdos. Últimamente se descubrió una inmensa mina de diamantes que hacen de Canadá, una reserva con este recurso.  Canadá cuenta con una serie de bosques que son renovados cada vez que se corta un árbol. La industria de papel y sus derivados junto a la explotación de la madera hacen parte de la gran economía. Por otro lado se dice: " Canadá si es el verdadero norte. Otros productos como armas de largo y corto alcance, minas quiebra patas (criticada aun por los mismos canadienses), tanques, carros, buques, barcos, helicópteros y aviones para la guerra, trenes, carros, bicicletas, motos, implementos para los diferentes deportes, ropa, calzado, partes para el transbordador espacial, elementos y motores para la Nasa, ropa militar, naves exploradoras del espacio y robots que conquistan las galaxias e investigación. Las minas de sal son recursos naturales que están localizadas en varias provincias sobresaliendo la gigante que se encuentra en Ontario. Existe en Canadá, el laboratorio subterráneo más importante del mundo a 300 metros debajo del nivel de la tierra. Allí laboran hasta 3 mil científicos. Permanentemente viven dentro de 200 a 300 varones y mujeres de la ciencia como si fuera un hotel de 5 estrellas.

Las personas que deseen inmigrar a Canadá, deben solicitar asesoría en cada una de las embajadas que existen en cada país de origen. Se recomienda no ingresar ilegalmente. Al igual que al territorio de Estados Unidos, los ciudadanos honestos deben optar por cumplir la ley, acatar las normas internacionales y el respeto a la soberanía de cada nación. Si usted quiere moverse de su país a otro, use la inteligencia pero no debe violar la ley. Lo legal debe estar en cada habitante del planeta aunquela tierra fuera creada y diseñada sin fronteras. Para ingresar a la civilización del amor, todos y todas deben cumplir con la ley y cada una de las exigencias modernas.

martes, 18 de junio de 2013

Estafa Publicitaria Sexual

El fotógrafo Olivier Ciappaa, ha querido hacer una campaña denunciando la homofobia a través de una iniciativa llamada “las parejas imaginarias”, para luchar contra ese flagelo que de cierta manera azota la convivencia entre iguales y desiguales y cobra victimas en las vidas de varones y mujeres que tienen preferencia por el mismo sexo. En esta ocasión él ha fotografiado a  Eva Longoria besándose con otra mujer escogida para la farsa de nombre Lara Fabián. La idea aunque pareciera no causar ningún tipo de lesión social y no puso reparos entre los lectores de revistas y periódicos, donde quedaron expuestas las fotografías que relacionan los macabros hechos sin embargo lanzó una mentira de nuevo como si fuera una verdad. Aparentemente las dos mujeres que se besaron abierta y públicamente se han declarado heterosexuales. Escoger a dos gallos para que reemplacen a los patos en la escena es una estupidez inepta. Lo mismo escoger gallinas para que reemplacen a las águilas o a las mismas garzas.  Una vez más la prensa y la publicidad demuestran el grado de descomposición y desviación que se llevan entre sus directrices. Si en el pasado la gente leía la prensa, llegará el día en que los más inteligentes y los menos inteligentes, hagan de la prensa con sus protagonistas  publicitarios basura no reciclable.


La publicidad aprovechó las fotografías para subastar ilusiones efímeras y tonterías como si las colchas de retazos suplantaran a bordados y tejidos que fueron confeccionados por manos que elaboraron bellas mantas por nuestros ancestros. En si es una estafa presentar a personas heterosexuales para hablar en contra de la homofobia y/o a favor del homosexualismo. Los heterosexuales solo puede rendir tributo a los heterosexuales porque si no son homosexuales jamás sabrán a ciencia cierta cómo vive una persona que tiene preferencia sexual por el mismo sexo. Es como si se escogieran a dos personas homosexuales para dar cátedra de heterosexualidad. Las “parejas imaginarias” resultaron ser no solo un extravió sino un puntapié a la sexualidad. Las personas que se besan para esta clase de publicidad y sensacionalismo, tienen complejo de superioridad y belleza, y creen que pueden influenciar en el mundo de los otros para que cambien una conducta por otra. La sexualidad de la mujer sólo es experiencia y aprendizaje de mujeres y ellas no pueden hablar de lo masculino por ser mujer. La sexualidad masculina solo vibra y adquiere fuerza en los varones y estos jamas seran expertos en sexualidad femenina. Los homosexuales no pueden creer que son expertos en sexualidad masculina o femenina porque aunque tienen experiencia con su mismo sexo hay formas que no se pueden variar porque son rechazadas por el mismo o la misma protagonista


La rectitud y honestidad debe regresar al arte y deben ser los publicistas quienes se sometan a un cambio en la verdad con la verdad. La sociedad no puede seguir con mentiras y engaños para hacer creer situaciones mentirosas y montajes nefastos para lograr beneficios reales y positivos a injusticias. Homosexuales, bisexuales, heterosexuales y asexuales, tienen los mismos derechos por ser de la misma naturaleza y especie pero también tienen los mismos deberes por hacer parte de la organización planetaria de la vida terrícola. Produce vomito ver como algunas personas dejan que usen su imagen para mostrar una mentira canalla. Ningún heterosexual debería involucrarse en temas distintos a sus preferencias. Ningún homosexual debe hacer protagonismo de cosas que están lejos de su preferencia. Aquí se me ocurre un refrán que hizo mella dorada hace poco entre los políticos” “Zapatero a sus zapatos”.



La homofobia es una forma de manifestar la debilidad de algunos humanos en contra de otros. La sociedad debe erradicar la homofobia y también la estafa de la publicidad y de la fotografías. Los fotógrafos hacen trucos técnicos para darle formas inventadas tanto a las personas como a las cosas aunque ni siquiera se les escapan los animales y las plantas. Si la públicidad y la fotografía se unen dentro un proyecto real para rendir tributo a la verdad con escenas reales y sentimientos propios, seguramente recuperara los peldaños que no ha logrado conquistar porque siempre han usado la mentira. Los famosos magos han fracasado no tanto porque sus trucos no entretengan sino porque no han dado respuesta y no han mostrado aquellas cosas y situaciones que el hombre por ser limitado no puede ver ni alcanzar. Así como los magos son un grupo en extinción, la publicidad, los periódicos y las revistas van por el mismo trecho. No tanto porque no hayan prestado un servicio sino porque solo han vivido de mentiras y estafas.

miércoles, 24 de octubre de 2012

Estafa de Renta


Los gobiernos del planeta y sus representantes, deben vigilar los abusos que cometen los dueños de inmuebles y muebles con los llamados inquilinos que deben alquilar un local, casa, habitación, oficina o edificio, para vivir o dar rienda al comercio organizado o empresarial en donde se plasman los sueños y sucesos cotidianos. El abuso es garrafal y hasta hay personas que invierten una pequeña suma de dinero como cuota inicial para comprar una casa y a los pocos días de recibir el predio, consiguen incautos para que ellos continúen pagando las cuotas mensuales con una suma alta renta por una habitación que requieren para vivir en forma decente. La ambición de los “nuevos propietarios” logra desintegrar la honestidad y de paso hace que la justicia huela a azufre de los desocupados. Se les puede llamar “ratas de alcantarillas venenosas”, por usar la estafa para chupar los recursos de quienes nunca serán los verdaderos propietarios del inmueble…

Hacer leyes rígidas debe ser la tarea de los legisladores que regulen los precios aun en las rentas para los “ladrones de rentas” y que por el abuso repetido logren que darse sin “el perro y sin el lazo”… 

Continuará…

El robo en los peajes


El gobierno nacional autorizó el montaje de tres sitios distintos en la misma autopista con el fin de estafar el bolsillo de quien trabaja y de quien usa la vía con el pretexto de recorrer el mismo kilometraje en menos tiempo. El inversionista ladrón y estafador, es el mismo que ha chupado la sangre a millones de colombianos incautos a través de la construcción, con empresas inmobiliarias que huelen a azufre y delincuencia. El individuo se jacta de ser uno de los empresarios más ricos del país, en donde los pobres deben ir a recoger los sobrantes de comida dentro de las sucias canecas que se llenan con aquellas migajas nauseabundas que ni siquiera las ratas de las alcantarillas quieren saborear como alimento. Debe escribirse una ley en la conciencia de los hombres para lograr humanos honestos, probos, felices y dignos de la madre tierra y su entorno. El producto del robo, estafa y avaricia, es el dinero que está en manos degeneradas y que hace la diferencia entre ricos y pobres. Al parecer el cáncer social está latente “en esos y en esas” que llegan a la riqueza, robando y con la complicidad de asesinatos y secuestros. Si no hay bienestar para todos y todas, es porque el gobierno permite el secuestro a la dignidad.

 
Se trata de la llamada autopista “Bogotá – Villavicencio” y de otras, en donde para pasar sobre ella se debe llevar una cuantiosa suma de dinero en efectivo, representada por el sudor de quienes por al afán de llegar rápido, se endeudan y que siguen llenando las alcancías mal olientas, del raponero con su sucia empresa, que lleva años estafando a un noble pueblo que debe soportar las injusticias diarias porque el país ha sido repartido a un grupo de familias que también sustrajeron los privilegios. Los transportistas y usuarios del camino desgraciado, deben protestar pacíficamente pero con fuerza. La mejor manera es el no uso de la misma con otras estrategias que harán posible que el usurero entregue lo robado a las multitudes que requieren un gobierno que realmente gobierne en democracia en donde los recursos sean repartidos en iguales proporciones para todos y todas. La torta está podrida y dentro de la familia del usurpador hasta tienen un obispo que representa los otros intereses nauseabundos de los malnacidos usureros que con imágenes y matachos, siguen robando hasta el alma de mundos paralelos al cambio en donde nos transportaremos muy pronto. Triste que holgazanes de esa naturaleza sigan pisoteando la tierra  de las contradicciones. Pronto los elementales lo llamaran a cuentas y debe robar lo hurtado al espacio del vacio.

 
Los ciudadanos del común denominador se quejan a diario por las arbitrariedades y abusos pero nadie les responde porque la corrupción se destruye cuando el terremoto acabe con los inmuebles de los asaltantes. Las oficinas de magistrados y gobernantes también huelen a azufre quemado, allí mismo se deleitan con finos vinos y al final de la semana, algunas damas cuelgan sus propios calzones en sus ventanas y la modernidad logra exhibir pantalones almidonados con olor a cerveza y perfumes extraídos de cavernas de trogloditas que engordan con la gota fría de los desarropados. Los grupos cívicos, sindicatos, estudiantes, amas de casa, educadores, artistas, profesionales, campesinos y pueblo en general, se deben unir no sólo para derrocar al gobernante departamental sino a quienes practican con cinismo y descaro esas ironías que hace que la misma tierra huela a azufre de las profundidades. El “orgullo” debería agregar a sus protestas y entre sus reclamos, esta gama de trampas que ponen al criollo para extraer hasta la última gota de sangre de los cuerpos.

 

Como estafa montada hay otras en la nación que siguen haciendo daño a las mayorías que no tiene como soportar el trajín de la hora, montado sobre orquestas corruptas y defendido por hombres desnaturalizados que roban la paz y las buenas costumbres. Se requieren una nueva forma humana de levantar periodistas, reporteros y comunicadores, para que ayuden al pueblo a plasmas un gran proyecto de paz que destruya privilegios y que logre dar bienestar comunitario a quienes están huérfanos de gobierno y en donde no existen líderes espirituales que encuentren métodos justos para calmar la abismal desigualdad. También la avaricia esta debajo de las carpetas de los templos con tarifas que producen vómito de borracho.

 
La ironía se da al ver el miserable sueldo que reciben los obreros de la construcción y los albañiles. En Colombia los trabajadores de la construcción se mueren de hambre por la miseria que reciben mensualmente como producto del pesado trabajo de levantar ladrillos y cargar bultos de cemento y hierro, que la modernidad usa para levantar los edificios de la estafa. Mientras las familias de los jornaleros de la construcción se mueren de hambre y pasan por infernosas necesidades, los directivos de las empresas de construcción y los mismos contratistas, permanecen en clubes orquestados de paso con otras injusticias mal olientes y en donde no conocen la rectitud. Para quien recibe un mal salario es vergonzoso hacer parte de los trabajadores que se humillan al no tener justa remuneración por la labor cavernosa.

 
El dinero justo de los obreros de la construcción está en las cuentas bancarias de las inmobiliarias y de esas empresas que siguen estafando con la materialización de viviendas que a veces también se construyen con elementos de baja calidad pero que se cobran con tarifas que están por las nubes y que hacen honor a “una casa en el aire” compuesta por un artista que se adelanto, plasmando la estafa en una canción como nota contradictoria contra la honestidad. Los jóvenes deben rebelarse contra el mal trato e injusticia por esta labor. Si no hay candidatos para la construcción, se acabará con la estafa. Los sindicatos que tiene experiencia en la protesta deben expandir la misión a otros grupos así no estén dentro del colectivo. La protesta debe salir a las calles y lanzar a los cuatro puntos cardinales que el robo no sólo está en el peaje sino en cada una de las acciones de estos empresarios maleantes de la construcción.

 
Para colmo de los descarriados, el gobierno desea montar dos (2), nuevos peajes de la avaricia y estafa para aumentar la estafa y pillaje entre Bogotá y Villavicencio. Se sabe que al lado de estos maleantes empresarios y gobernantes, hay otros que elevan el precio de las tierras que circundan al lado de la mortuoria autopista y que ya estaban allí desde antes de la misma creación. Algunos afirman que los representantes del gobierno hicieron doble facturación para inflar el precio real de la inversión. ¿Y donde están los ladrones? Mientras la honestidad no se materialice en el país de la guerra y desigualdad, jamás habrá paz y sosiego en los corazones humanos.

 
La nueva escuela democrática y participativa, debe lograr cambios reales trabajando innovadores esquemas para que el hombre disfrute el paso por la tierra y que no dependa de ladrones y estafadores dentro de la historia que también la están orquestando con desigualdades mezclada con basura que no se puede reciclar. El país requiere de otra clase de juristas y legisladores, que de paso regule la “profesión de abogado” y que logre reeducar la ética del profesional para que los soñadores en riquezas no consigan la fuente de la vida con el sudor de quien trabaja. El freno llegara a todos los tramposos. Eso que ilícitamente se conquistó será barrido del mapa y hasta el banco que guarda la complicidad de la sustracción, dejara sus ladrillos dentro del lodo de los remiendos que dejara la inundación de la rectitud.

jueves, 4 de octubre de 2012

Welcome about Archbishop Leonardo Missions

Welcome to my Letters Blog in Blogger.com! or go to http://cartasarzobispales.wordpress.com/. Also we invite to read and know our Principal page http://cartasnuevas.blogspot.com about pastoral mission of The Latin-American Anglican and missions from Archbishop Leonardo & our religious organisation around world is: http://www.iglesiaanglicanalatina.org! Happy blogger! The Most Reverend Leonardo Marin-Saavedra (Primate Archbishop of IAL Canada & USA)...

lunes, 24 de octubre de 2011

¿Fue personaje revolucionario o dictador, Gadhafi?

El año 2011, empezó con críticas y cuestionamientos contra Gadaffi como gobernante, un varón ex militar con grado de coronel, quien con ayuda internacional, se había apoderado desde 1969, con sus hijos, familia y amigos, de Libia, y de cada uno de los recursos del suelo petrolero. Libya es una nación ubicada al norte del continente africano, rica en petróleo y con una población de más de 6 millones de habitantes. Los seudónimos apuntaban fuertemente comparándolo como dictador, corrupto, homicida, sanguinario, cruel, promiscuo, asesino, despilfarrador, corroncho, estrafalario, oscuro, mala cara, demonio, monstruo, demente, homofóbico, y otros vocablos que si bien se pronunciaron aun se oyen entre risas, congojas, quejas y chistes, sobresaliendo el de feo y odioso. Se escuchó a un adolescente afirmar que el hombre era “una pecueca”.




Los recientes aliados medios de comunicación, exhibieron entre marzo y agosto, a un grupo de 15 a 30 raquíticos y flacuchentos guerrilleros libios opositores al gobierno de Qadhafi, montados en camionetas raídas con gigantes ametralladoras que apuntaban y disparaban a un ejército cadhafímero invisible legal, que las cámaras nunca mostraron a los televidentes. Quienes atentos miraban las imágenes de los cuerpos con lentos movimientos de hombres armados ilegales, confirmaban que esos esqueletos jamás derribarían al gobernante y aunque se les vio disparar al aire nunca mostraron cara de matones o mafias sangrantes de esos que lucen músculos para amordazar a los audaces. 

Si bien es cierto que Gadhafi derrocó a la monarquía que estuvo empotrada en Libia y que durante siglos sustrajo los bienes naturales de la nación, es irónico saber que él mismo, no sólo gobernó el país como esos otros ladrones con inventos de príncipes y relámpagos sino que se quedó apoderado durante casi 40 años, de Libya, materializando oscuridad en las mentes de sus coterráneos. Allí entre las riquezas, las desigualdades, estuvieron y están al día las divisiones e intereses de un grupo pequeño aristócrata ladrón sobre la inmensa mayoría que suma el 99%. Allá como en otros estrados del globo, se debe exigir que encarcelen al 1% y que los obliguen a devolver lo hurtado para repartirlo en porciones iguales para todos los ciudadanos sin distinción basta con mostrar el acta registro de nacimiento.  

Solamente el gobernante Gadhafi y su séquito, se dieron el lujo de tener: Palacios, casas, fincas, piscinas, inversiones, cuentas bancarias, joyas, comidas, frutas, vinos, finos licores, amantes y becas, para que sus engendros, fueran a países ‘poderosos’ a dejar el dinero que era propiedad de libios y libias, y que durante muchos años los mismos y mismas, han aguantado hambre física y miseria de caverna con lujo de encantamientos arropando la “gran miseria humana”. Pero si en Libia “llueve en cada país del mundo no escampa”. Se habló de Gadhafi como excusa para esconder las inversiones, riquezas y comodidades de todos los gobernantes del mundo y esas mismas han salido del banco natural de los ciudadanos. “Ladrón juzga por su misma condición”. Hasta la fecha nunca hemos visto a un gobernante vivir en un tugurio y menos usar un burro como transporte. Los mismos que criticaron los gustos del seudo masoquista, viven en mansiones y se arropan con el oro sustraído de los obreros y trabajadores que son los únicos que producen y que bajan a las minas. 


Siempre en la historia real sin historiadores mentirosos, son pocos quienes apoderándose de los privilegios de las naciones ponen con fusilamientos, maldades de muerte y amedrentamiento, a las mayorías poblacionales, que permanecen con los estómagos vacios. Ellos y ellas obligados por fusiles al silencio, sin justicia social, con ilusiones efímeras que las mismas trochas vomitan al exterior, porque no lo hacen los soterrados medios de comunicación aliados contra los pésimos gobiernos y gobernantes, que son iguales y/o peores a los rufianes que roban el sueño de los justos. Cuando una persona gobierna un país durante más de 10 años, hasta los arbustos de los caminos y la misma basura que producen sus habitantes, viven en aburrimiento.  


Las oportunidades se deben repartir entre todos los habitantes incluyendo el arte de gobernar y sus secuelas que las han hecho enfermizas. Algunos se apoderan del país como monarcas y otros lo hacen con enlutados partidos políticos y tinterillos, que pasan de generación en generación la administración del estado a “los mismos con las mismas” y a veces traspasan el poder a miembros cínicamente de la misma familia como herencia maldita de leyendas inventadas por otros pícaros con suerte. Si un gobernante no tiene la capacidad de formar a un grupo de líderes para que libremente gobiernen una vez pase un periodo corto como gobernante, en si no está cuerdo y/o apto para administrar lo público, de paso sigue engañando a sus connacionales con ideologías baratas de idiota. Mientras idiotas y necios gobiernan, los ejércitos asesinan a los inteligentes. Mientras los ineptos toman whisky en prostíbulos y clubes, los inteligentes están en cárceles privados de sus libertades, con cargos y culpas que aun ellos los irresponsables privilegiados, no saben como hicieron para escribir el libreto.


Lo público debe estar en varias manos en forma coordinada. Las naciones deben pensar en crear juntas civiles de gobernantes que manejen los destinos de los países con nuevos sistemas operativos de gobiernos, en donde los privilegios sean repartidos entre todos los pobladores, y se logre nutrir al estado de herramientas probas que ejecuten equilibrio social y humano para todos y todas con justicia. Si tres cabezas y/o siete gobiernan un país al mismo tiempo y que en grupo tomen decisiones y resoluciones futuristas, se acabaran los dictadores de por vida y así en colectivo, plasmarán paz y equidad moderada.


Los titulares noticiosos últimos, ofrecieron como en carnaval de pobres, una gama de frases y sentencias, siendo la más célebre: “Guerra civil en Libia”. ¿Pero quien empezó de verdad a arremeter contra la gente de Libia? Los aviones y barcos de la OTAN, comandados por soldados “expertos”, jóvenes sin experiencia, obedientes a países que se unieron como oportunistas a la barbarie, para darle despedida con muerte al hombre que no sobresalió en inteligencia, fueron responsables de la tragedia y masacre de los inocentes humanos, que tuvieron que soportar los bombardeos sobre sus cabezas durante más de 8 meses. Tantos gatos armados para cazar una rata de alcantarilla. Se ve que la debilidad aun persiste en la tropa y que las botas no usaron ni siquiera la astucia para derrocar los huevos que comía Gadafi en sus confortables días.


Billones de dólares se gastaron los hambrientos de petróleo, para alimentar a miles de militares, policías, soldados y vehículos,  que participaron de la invasión aérea contra la aporreada Libia. Ahora sabemos que esos mismos billones se multiplicarán cuando los mismos barcos bombarderos transporten el precioso líquido negruzco a otros planos del globo de las contradicciones y los bancos cómplices del chantaje y estafa, hagan las transacciones económicas a las cuentas de los astutos raponeros que compran mansiones con el dinero de los otros sin ningún esfuerzo de trabajo.


Fueron tan poco inteligentes los pilotos de las naves aéreas, que sólo la fuerza bruta logró mostrar la irrípia cansada del cráneo obsoleto de los rufianes que en guardia esperan turno para raponear los bienes a los menesterosos. Los débiles montan ejércitos para asesinar aún a los grillos que nacen a orillas del conflicto. Ahora la narración mira con desconfianza a los asesinos que dispararon torpedos lesionando de paso el ecosistema y creando nuevos tornados que atropellaron a otros habitantes de la misma tierra, destruyendo ciudades enteras en otros continentes por efectos de la radiación con sus consecuencias que alteró los vientos nobles del planeta.


Mientras los presidentes de las naciones enemigas de Gadaffi y del pueblo libio, daban opiniones y hablaban de libertad e igualdad de los “esclavos gadhafinos”, quienes a distancia dirigían la masacre desde el aire, en sus propios países la desigualdad persiste y si alguien habla allí en contra de la injusticia y a favor de la justicia, es hombre muerto a veces acribillado a quema ropa o mansalva. A los fusilamientos modernos, los diccionarios populares los llaman “falsos positivos” o simplemente hablan de terrorismo ambulante urbano. Las protestas de los indignados en las calles de los países desiguales, es una de las respuestas al desequilibrio social reinante y humillante sin vergüenza, promovido por los testaferros de la miseria.


Los hipócritas lanzaron frases ‘bonitas’ a favor del derrocamiento gadhafal pero dentro de sus propios suelos no son capaces ni siquiera de solucionar el problema de pantalones que tienen con sus esposas y algunos con sus amantes, que las hurtan de ciertos lugares que causan nauseas de loca en danza. La libertad esta atropellada en todos los suelos. No hay justicia porque los tiranos se apoderaron de los privilegios y los bancos guardaron el dinero robado en sus alcancías de baratija y oxido cofreado con chatarras. Se reúnen para derrocar gobernantes pero nunca lo hacen para destruir el hambre que reina dentro de sus propias casas y desiertos.


El objetivo de los oportunistas fue el de matar a Gadaffi y derrocarlo, para activar otra forma subterránea de comerciar el líquido negro, que hace de acicate aún a los fantasmas que nunca se ven en las noticias de los perversos. Las bombas lanzadas por aviones y torpedos disparados desde los buques en alta mar, destruyeron muros y paredes de hierro  y cemento en Libia. Los cuerpos inertes de la gente de todas las edades, quedaron esparcidos como bolitas de barro por las avenidas que otrora lucían como novia en baile. La sangre fue derramada indiscriminadamente y las consecuencias de los bombardeos, incendiaron edificios, casas y muebles. El equilibrio del ecosistema, quedó destruido como colcha de drogadictos que se ven debajo de los puentes. Animales de todas las especies se vieron muertos también sobre los andenes y en la zona desértica del suelo sin vida, producto de ilusiones enfermizas y del fosforo que acompañó las mortíferas balas de azufre, pólvora y plomo.


El varón Gadaffi se mostró terco y necio como de costumbre y no atendió las amenazas de sus fuertes y armados enemigos, que en época pasada fueron considerados por el dictador como amigos de francachelas y comilonas. Ayer fueron parches y hoy son verdugos. Los llamados psicólogos afirmaron que Gadhafi ‘no era un tipo inteligente”. Los periodistas sólo dejaron de pronunciar el nombre del “malévolo” perseguido, cuando el terremoto de Japón y el mismo tsunami azufrado, dejó en silencio a los “poderosos micrófonos” que tuvieron que parar la guerra verbal contra Libia, al saber que la muerte rondaba las instalaciones de varios países por efecto del movimiento natural de la tierra.


Lástima que aun los muertos siguen gobernando la falsa comunicación. La vida se está marchitando por efectos de arrogancias y prepotencias apestosas. Las fuerzas aliadas consiguieron eliminar a Gadhafi desde el aire con dos disparos mas de fusilamiento propinado desde el piso por un adolescente inexperto que como otros, aprovechó el desorden, para usar las armas, lección aprendida  de la pantalla gigante cineasta o chica de la desviada frecuencia de ondas. Si a esos seguimos llamando héroes y fabricando personajes chimborrios, hasta el estiércol añejo de los arrendajos, producirá vomito en las nuevas generaciones si logran nacer después de ver cada día más la desolada tierra que llora la ineptitud y mediocridad de quienes ella misma alimenta.


Para completar la apestosa faena, los televisores mostraron el cuerpo en descomposición del ex gobernante libio, tirado sobre el piso de los remiendos y cerca a los asustados “revolucionarios” que creían haber completado con éxito la falsa novela confeccionada por murciélagos grises cerca al mar de lodo y estiércol. Los mismos improvisados soldados, entregaron mascaras a los visitantes pero no fue por el olor natural del cadáver putrefacto sino porque afuera habían miles de cuerpos libios y libias, muertos en descomposición, semejantes a hojas vegetales de otoñó que se caen dentro del cambio de estación sin contratiempo. La tal junta de transición también hace parte de los otros oportunistas que llegan a lamer la miel del drama callejero, que desde antes planearon la forma de repartir los recursos económicos, endeudando de paso al país y entregando el suelo a quienes como cuervos esperan el momento para usurpar sin esperar la noche hasta los sobrantes. Las arcas de los estados estan en pocas manos y si bien es cierto: No hay en el mundo un solo país libre en equidad y justicia.

مُعَمَّر القَذَّافِيMuʿammar al-Qaḏḏāfī

martes, 18 de octubre de 2011

Estafadores y Ladrones


El fin de semana pasado y segunda semana de Octubre, 2011, los “Diplomas en Economía y Finanzas”,de los falsos doctores que mostraron repelencia y prepotencia, se bajaron voluntariamente de las paredes y muros, carcomidos por engaños y trampas, y confeccionados por universidades, que los habían entregado a sus verdugos propietarios, al culminar la ‘carrera profesional’ que manipula la usura del capital. No igual a banqueros y empresarios capitalistas, los “cartones”enmarcados con finos detalles y colores arcos irisados, sí comprendieron que el robo y pillaje, no eran sus aliados y prefirieron lanzarse como en trampolín, a las canecas de basura y peñascos de cabras. Mientras los “economistas” abrieron sus bocas para opinar de las estadísticas financistas, las masas proletarias y la clase de segunda, que se creía estar arriba pero que ni siquiera estuvo abajo, salieron a las calles como “leones en furia y con hambre”, a clamar por un equilibrio social humano, entre la realidad y la misma necesidad.


Los más ladrones y estafadores de todos los estamentos que se enriquecen con el sudor de trabajadores y salario injusto de los obreros, son los bancos y las corporaciones financieras. Mientras ellos y ellas engordan como “marranos para navidad”, el 99% de la población mundial vive en la “olla”, esperando como perro callejero que caiga del cielo un mendrugo de pan. Los altos intereses que cobran a sus incautos afiliados, ahorradores y socios, han logrado chupar y extraer como vampiros, la sangre de la vida de millones y millones de ciudadanos y ciudadanas, que luchan por conseguir justicia por encima de la gran mentira construida por el capitalismo salvaje, cruel y sanguinario.

Los reclamos escritos en varios idiomas, exclamaban a los vientos de todos los puntos cardinales:“Encarcelen al 1%”. Esos y esas, son quienes se apoderaron de los privilegios y construyeron sus rascacielos y mansiones, con el dinero de la justicia y equidad. Produce vergüenza y vomito de borracho alcohólico, saber que el robo y usura, es practicado por quienes hablan hipócritamente y con doble moral, de honradez y honorabilidad. Los jueces ahora están alerta a ver si las“universidades y facultades de Economía”, deben pagar también con cárcel en ese 1%, del que denunciaron los manifestantes y que deben ser barridos por la historia de la paz, cuando la conciencia colectiva de los desarropados, logre entender que están en manos de empresarios corruptos y gobiernos tolerantes con la estafa y pillaje. También otras facultades y universidades entre tantas que están a la intemperie de la verdad, están en la lista de estafadores y ladrones, que entregan “doctoritis” a quienes se arropan con la complicidad de la maldita farsa.

En la ciudad de Nueva York, los grupos con sus protestas, caminaron silenciosamente alrededor del barrio de los “ricachones” para decirles que ellos y ellas, han robado la tranquilidad y el equilibrio de las mayorías hambrientas que están sin casa, ropa y nada de alimento. Los mismos vestidos de hace 5 años, eran los mismos trapos que portaban los cuerpos de los manifestantes. Mientras los ladrones estrenan calzado fino y ropa a la moda algo amanerada todos los días, las inmensas mayorías deben ir a comprar sus atuendos a los almacenes que también roban vendiendo ropa infectada de vergüenza, de segunda, tercera y cuarta mano. Los ricos tuvieron miedo al ver las multitudes que caminaban como “carnaval fiestero” y guardaron silencio. La avaricia es superior a la equidad y aun no se han dado cuenta de sus errores y equivocaciones. Tal vez cuando lleguen a las otras paredes, logren comprender que deben devolver lo hurtado a los menesterosos.

Los policías y militares que cuidaban las riquezas robadas con sigilo de ladrón nocturno a través de promesas y documentos inquisidores, estaban apostados como robots de película, esperando el desenlace de las energúmenas protestas. Por vez primera, los ciudadanos y ciudadanas del común denominador descubrieron en donde están los enemigos de la justicia y equidad.
¿Pero que debe seguir después de la protesta?
Algunos optimistas sugieren que todos los ahorradores, deben retirar el dinero de las cuentas bancarias y otros recomiendan no volver a cancelar las deudas a los bancos y corporaciones financieras. Como “otrora” tiempo, cuando honestos sindicatos agrupados en masas inmácula de trabajadores, gritaban por calles, avenidas y vetustos trenes: “No paguen agua, no paguen luz, no paguen la cuenta del gas”. Ahora como otros están robando de la misma manera aprendida a bancos, sin retirar las consignas del pasado también se deben agregar al sancocho de la injusticia: “No paguen Internet, no paguen Celular, no paguen gasolina, no automóvil, no motonetas, no metros, no buses, no carne, no leche, no paguen teléfono, no paguen impuestos”. Escuché decir a un menor de edad en una calle cerca al agua:“No TV, no radio, no periódico, no supermercado, no universidad, no colegio, no escuela, no recreación, no telenovelas, no más de lo mismo”.
La verdad es que quienes roban son muchos y muchas. Creo que la estafa pasa como responsables al 30% de la población mundial. Si el 30% va a la cárcel, el 70% debe saber que todos de cierta manera estamos robando la verdad y estafando la creatividad. Todos somos culpables porque hemos agregado a nuestros hábitos y necesidades, otros que no se requieren. Simplemente diría No mas estafas. Todos y todas a trabajar sin ahorrar dinero en las corporaciones y bancos, hasta verlas desaparecer de la faz de la tierra. La honestidad y honradez no existe y cada uno y una, debe crear estrategias de cómo se debe empezar de nuevo.

Sí es urgente cambiar definitivamente por los pueblos, la clase política tradicional dirigente y/a los politiqueros de siempre porque son ellos y ellas, quienes son responsables de la corrupción, desigualdad, pobreza y miseria, reinante en el planeta. Las mansiones de políticos, empresarios, banqueros, artistas, cineastas, deportistas, gobernantes, industriales, religiosos, comerciantes y“lideres”, contrastan con las casuchas y ranchos de marginados, obreros y pobrecía en general. La igualdad con bienestar para humanizar la tierra, se construye sin ricos, sin políticos, ni bancos y nunca más economistas. “O todos en la cama O todos en el suelo”. Ya es tiempo. “Amanecerá y veremos”.

Religious Persecution

Programa Radial en Vivo y Directo. Audio Video. 19.00 Horas. Hora de Nueva York. Lunes a Viernes.